Categories
jeevansathi es sign in

“Г‰ste si, Г©ste nunca, Г©ste. ВЎQuГ© potente, lo conozco!, ВЎPero En Caso De Que Г©ste tenГ­a mujer! Г‰ste no, Г©ste En Caso De Que, ВЎyuhuuu, hemos hecho un match!”.

“Г‰ste si, Г©ste nunca, Г©ste. ВЎQuГ© potente, lo conozco!, ВЎPero En Caso De Que Г©ste tenГ­a mujer! Г‰ste no, Г©ste En Caso De Que, ВЎyuhuuu, hemos hecho un match!”.

De este modo fue igual que dí con mi Rubén. Empezamos a chatear desplazándolo hacia el pelo al poquito tiempo nos dimos las teléfonos. Primero los mensajes. Seguidamente las llamadas. Luego el vicio sobre intentar hablar con el novio todos los días. Inclusive que dije: “Rubén, va siendo hora sobre quedar”. Quería saber si todo aquello era real o artí­culo sobre mi imaginación. Estaba tan nerviosa que cambié el taconazo por unas manoletinas por si me tropezaba y hacía el ridículo. Se presentó puntual como un reloj y fuimos juntos a la franja de Kinépolis, en donde hay mucha personas, por si resultaba acontecer un alocado.

Al partir sobre la cervecerГ­a pasГі su brazo acerca de mis hombros. Me quedГ© un poquito patidifusa, aunque pensГ©: “ВЎQuГ© emociГіn, da la impresiГіn que le he gustado!” En la cena terminamos sobre ponernos al conmemoraciГіn, nos reГ­mos un arsenal asГ­В­ como llegГі el momento sobre dejarme en casa. ВЎNo me besГі! Sin embargo me regalГі la cajita sobre bombones de la Caja Roja asГ­В­ como me cautivГі, por motivo de que propietario el chocolate desplazГЎndolo hacia el pelo me pareciГі un detalle extremadamente “de la temporada de nuestros padres”. Quedamos en continuar viГ©ndonos, entrГ© en morada desplazГЎndolo hacia el pelo me quedГ© apoyada en la camino pensando: “Es Г©l”.